El arrepentimiento.

Por Carlos Humberto Ramírez. Redacción J con D.

«Dios no nos ama porque seamos buenos, Él nos hace buenos porque nos ama» C.S Lewis.

Del término hebreo “nacham” o “nä·kham”, el arrepentimiento significa “cambiar la manera de pensar o el rumbo de los planes”. En el libro de Apocalipsis, Jesús manda a 5 iglesias a que se arrepientan de sus pecados, por lo que sabemos que no habla con incrédulos sino con personas que ya lo conocen a Él.

Hay mucha gente que dice que en la biblia hay contradicciones, la más famosa es la que se encuentra entre Números 23:19 y Génesis 6:6, se refiere al arrepentimiento. Sin embargo, no perdamos de vista la raíz etimológica, la cual es clave para conocer el significado de ambos versículos y la respuesta lógica para aquellos que se empecinan. Cuando Dios se arrepiente significa que cambiará de planes o de rumbo, esto claro, en relación para con el hombre. En tanto que cuando el hombre se arrepiente significa que se arrepentirá del mal, por lo cual vuelve del mal hacia el bien. En cambio, Dios no puede arrepentirse en el sentido de que Él es luz y no puede cambiar del bien hacia el mal sino que se arrepiente del juicio que tenía para con nosotros:

Ejemplo 1: Un hombre o una mujer en adulterio se arrepiente. Dios cambiará ese castigo que le tocaba por derecho a la persona, nuestro Señor se arrepiente cuando nosotros nos arrepentimos, y como dice la raíz etimológica: cambiamos de rumbo.

Ejemplo 2: Una mujer o un hombre se casa con un incrédulo. Se arrepiente, pero como hemos visto en la biblia, no puede divorciarse a menos que haya adulterio (1ª Corintios 7:12-16) Dios convertirá aquel pecado en bendición y ella o él cambiará de planes. El objetivo será convertir a su marido o esposa.

Por otro lado, el término hebreo “shub” se refiere al arrepentimiento también pero a la raíz etimológica “dar la media vuelta o volverse”. Es así como encontramos en Isaías 55:7 un ejemplo de esto:

“Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar.”

Virar hacia a Dios es cuando vamos por un mal camino y nos arrepentimos, en ese momento nos volvemos hacia a Dios, no obstante, existen 2 tipos de vueltas que puede haber en nuestra vida:

90 grados- es aquella que denominamos moralista, es tan fácil que muchos la pueden practicar dejando el cigarro u otras prácticas que les parezcan erróneas, empero, no hay una vuelta hacia Dios, solo hay remordimiento por lo que se estaba haciendo.

180 grados- es aquella que deja de hacer lo malo y además vuelve a Dios, en esta, no solo dejamos atrás lo que se estaba haciendo sino que buscamos con ansias a Dios y le seguimos por medio de su palabra y la oración.

En Jeremías 26:2,3 vemos palabras clave como “y se vuelvan” “y me arrepentiré”, lo que nos refuerza lo anterior, ya que la paga del pecado es la muerte (Romanos 6:23). No hay que olvidar que lo que el hombre siembra eso también segará. El versículo dice “quizá oigan” lo cual no basta sino que hay que arrepentirse.

Entendamos pues, que en esta vida estás bajo maldición o bajo bendición, con Dios o con Satanás. En 1ero de Reyes 8:46-51 vemos que Dios tiene un pacto con nosotros. Él dice: yo te cuidaré, yo proveeré, yo te sostendré. A pesar de todas esas promesas nosotros no tenemos fe y dudamos, esto a raíz de que vivimos en pecado y no nos arrepentimos. Necesitamos arrepentirnos todos los días y asi Dios nos dará conforme a su voluntad porque Él no “escatimó” a su Hijo. (Romanos 8:32.)

Si pecamos contra nuestro Padre nos entregará a los enemigos y esos todos tenemos.

El versículo 49 del texto anterior, nos enseña que Dios está esperando SIEMPRE y TODOS los días a los pecadores arrepentidos. Por ello cambia la maldición en bendición.

En hechos 26:19,20 vemos que el arrepentimiento se demuestra y no se dice, de lo contrario habría un falso arrepentimiento. La integridad se demuestra con la coherencia entre lo que se dice y lo que se hace, por esta razón es que la evidencia de que tenemos fe son las buenas obras.

  • La tristeza no es igual al arrepentimiento. Es una actitud donde se reconocen nuestros hechos y somos responsables aceptando las consecuencias, sin culpar a nadie más. Salmos 51:4 Puede haber tristeza pero es porque ofendimos a Dios. Por ello debemos odiar y aborrecer el pecado. Romanos 12:9 Pero no nos dejemos llevar por los sentimientos, Dios nos ama y sus promesas se cumplen. No pensemos que la salvación se gana por obras o se pierde por pecar, todo aquel que confesare a nuestro Señor será salvo (Romanos 10:9,10) La gracia de Dios es incomprensible.
  • El pecado trae consecuencias. Dios nos perdona de nuestros pecados pero debemos aceptar el resultado de nuestras acciones, Dios peleará por nosotros. David es el ejemplo claro del hombre que lleva las consecuencias de su pecado. Hay gente que peca y va a la iglesia sin arrepentirse, no les pasa nada porque Dios es misericordioso pero no hay que atesorar ira. (Romanos 2:4,5.)
  • Dios nos disciplina. Sabe que vamos a sufrir si no nos arrepentimos pero prefiere disciplinarnos que dejarnos a la muerte.

Versículos clave para entender el arrepentimiento:

Hechos 17:30, 2do Crónicas 7:14, Isaías 55:7, Mateo 3:1.2.

Para concluir, hay que aclarar que el arrepentimiento es un don de Dios. Por lo que no se trata de que nosotros nos arrepintamos de nuestras acciones sino de no endurecer nuestro corazón cuando Él nos hable. Esto quiere decir que cuando te sientes mal por un pecado o quieres regresar a Dios nos es una acción tuya sino de Dios, no es cuando queramos arrepentirnos es cuando Él nos llama a arrepentirnos.

Hay hombres que dicen que se arrepentirán después pero Dios conoce los pensamientos y nadie se burla de Él.

Todos los días tenemos que arrepentirnos de algo, somos imperfectos.

“Es necesario que él crezca, pero que yo mengüe.” Juan 3:30

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s